Seguro que alguna vez pensaste en lo negro que puede llegar a ser el corazón de alguien que conoces y que es imposible que nada sea más o tan negro como él… pues bien, he aquí Vantablack. Supongamos que necesitas una definición para algo que es tan negro, que no puedes definirlo como tal, sino que necesitas un nombre para expresar al negro absoluto. Este material que, por si lo dudabas, está hecho por el hombre, se acerca al negro absoluto, y absorve el 99,965 % de la luz ultravioleta, visible e infrarroja.

Solo para hacerte una idea, Vantablack ha sido descrito por los expertos como el elemento más parecido (en color, obviamente) a un agujero negro que veremos nunca… ¡GUAU!

¡LO TENÍA DELANTE Y NO LO VI!

Surrey NanoSystems fueron los encargados de crear un recubrimiento de este color en el 2004. La sensación de mirar fijamente a cualquier objeto recubierto por este color es completamente diferente a todo lo conocido, ya que el ojo humano no es capaz de discernir su forma y dimensión. Por ejemplo, si rocías una pelota de tenis con Vantablack, pensarás que ¡es un portal interdimensional plano y negro!

El material es tan oscuro gracias a su composición de miles de nanotubos, 3.500 veces más que pequeños que el grosor de un cabello humano y tan comprimidos que las partículas de luz no tienen espacio para para rebotar y escapar. En pocas palabras, el Vantablack traga la luz y no deja nada más que oscuridad absoluta.

Para llegar a este punto, los científicos que lo desarrollaron “cultivaron” los nanotubos en hojas de aluminio. Una vez listo, incluso arrugando varias veces este papel de aluminio, los inventores no fueron capaces de distinguirlas. Ben Jensen, el director técnico de la empresa declaró a The Independent: “Esperas ver colinas y todo lo que puedes ver… es como negro, como un agujero, como si no hubiera nada ahí. Es muy extraño”.

POR SI ERA POCO, AHORA ES AÚN MÁS OSCURO

Surrey NanoSystems logró subir el nivel de negrura en 2016, anunciando así que Vantablack era tan negro, que el ser humano aún no desarrolló una herramienta capaz de calacular el nivel de negrura. ¡Genial!

“Incluso al apuntar con un puntero láser de alta potencia a través de él apenas se refleja nada al que lo ve”, explican en este vídeo los investigadores. ” Nunca antes habíamos fabricado un material tan negro que no pueda ser recogido en nuestros espectrómetros en el infrarrojo”.

A día de hoy, aún no está disponible para uso comercial. Según Surrey NanoSystems, Vantablack fue desarrollado inicialmente para “sistemas de calibración de cuerpos negros transmitidos por satélite”.

Otras “posibles” aplicaciones podría ser la supresión de la luz, instrumentación científica espacial y para artículos de lujo.

Y tú qué, ¿te comprarías una camiseta Vantablack?

Fuente del vídeo: Nikola Slavkovic

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here