IXS Enterprise: La nave espacial de la NASA más rápida que la velocidad de la luz

0
5363

La impulsión por deformación del espacio-tiempo nos permitiría viajar 10 veces más rápido que la velocidad de la luz sin realmente romper la velocidad de la luz. Sin embargo, la mayoría de los científicos piensan que la tecnología nunca funcionará. A pesar de esto, la NASA ha lanzado diseños para una nave espacial más rápida que la luz que utiliza la tecnología hipotética.

Varios científicos están investigando la posibilidad de viajar mediante impulsión por deformación del espacio-tiempo, por EMdrive y una serie de otros modos de viaje más rápido que la luz; sin embargo, la mayoría piensa que tales formas de viajes espaciales simplemente no son viables , gracias a la física fundamental de nuestro universo.

Entonces, aunque parte de este artículo es simplemente: “Oh, Dios mío, mira este increíble diseño”, ese no es todo el punto. Con ese fin, tomemos un momento para romper todo esto un poco, así comprendemos qué se propone exactamente en relación con el impulso warp (deformación del espacio-tiempo) , y por qué se topa con tal escepticismo, antes de que nos dejemos llevar demasiado por la euforia… Recordemos que este es un blog puramente científico, por lo que la especulación siempre estará ante un segundo plano tras las pruebas irrefutables de las que hoy en día manejamos.

En 1994, el físico Miguel Alcubierre propuso un nuevo tipo de tecnología que nos permitiría viajar 10 veces más rápido que la velocidad de la luz sin realmente romper la velocidad de la luz. Eso parece un poco contradictorio, ¿no? Después de todo, nos han dicho una y otra vez que la luz es el límite de velocidad universal: nada en el cosmos puede viajar más rápido que él (mucho menos 10 veces más rápido).

Y aquí está la clave del impulso de Alcubierre: cuando lo usas, en realidad no te mueves por el espacio.

Esta tecnología en realidad no impulsaría la nave a velocidades superiores a la luz; en su lugar, utiliza la deformación del espacio-tiempo permitida por la Relatividad General para deformar el universo alrededor de la misma. Básicamente, cuando el disco se activa, el espacio-tiempo detrás se expande, mientras que en el frente se contrae. En este sentido, el camino tomado se convierte en un tiempo de caída libre… Seguramente los que hayan crecido con series como Star Trek como yo ahora mismo no quepan de emoción, ya que es exactamente lo que se describe en esos viajes interespaciales.

Las ideas de Alcubierre han llevado a una serie de interesantes experimentos de pensamiento en la teoría cuántica de campos; Sin embargo, como se mencionó anteriormente, la mayoría de los científicos piensan que la tecnología en realidad nunca funcionará. Cuando lo piensas, tiene sentido tomar este camino para el desarrollo de un viaje a través del espacio. Obviamente, deformar el espacio requiere mucha masa y energía, y garantizar que el espacio en el que se encuentra no se tuerza es un asunto complicado. De hecho, la proposición no era más que un experimento teórico cuando se propuso por primera vez, algo que Alcubierre nunca pensó que realmente fuese una tecnología viable.

Como señala el físico Sean Carroll :

En resumen, requiere densidades de energía negativas, que no pueden ser refutadas estrictamente, pero que probablemente sean poco realistas; la cantidad total de energía es probable que sea equivalente a la masa-energía de un cuerpo astrofísico; y los campos gravitacionales producidos probablemente desgarrarían cualquier nave. Mi estimación personal de la probabilidad de que alguna vez podamos construir un “disco warp” es mucho menos del 1%. Y las posibilidades de que ocurra en los próximos cien años las pondría en menos del 0,01%.

Dicho esto, es probable que los científicos produzcan documentos que aborden estas ideas durante algún tiempo. Continuaremos cubriéndolos a medida que salgan (y aunque las cosas pueden parecer terriblemente deprimentes para esta tecnología, quién sabe qué le depara el futuro).

Ahora bien, aunque la tecnología en sí no sea más que pura teoría, en 2010, el físico de la NASA, Harold White, reveló que él y un equipo estaban trabajando en un diseño para esta nave espacial más rápida que la luz, y este es el diseño más reciente de lo que podría ser una nave de este tipo. Como puedes ver en la imagen, la nave descansa entre dos enormes anillos, los cuales crean la burbuja warp.

El artista Mark Rademaker trabajó en el proyecto con White. En el lanzamiento, Rademaker afirma que pasó más de 1.600 horas trabajando en el diseño. La nave se llama IXS Enterprise, y está pensada para adaptarse al concepto de una nave Faster Than Light. Mike Okuda también trajo su opinión y diseñó las insignias de la nave.

Teóricamente, un viaje a la estrella más cercana a nuestro Sistema Solar, que es Próxima Centauri, nos llevaría poco más de 5 meses; actualmente, con la tecnología de la que disponemos ese viaje sería de más de 17.000 años, ya que la estrella se encuentra a unos 4 años luz aproximadamente.

Fuente de las imágenes: Mark Rademaker

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here