Graphair: De agua contaminada a potable en un solo paso

0
897

Desde que el mundo de la tecnología comenzó a desarrollar el grafeno un mundo de posibilidades se abrió ante nuestros ojos. Desde materiales que pesaban y medían menos de un átomo, hasta otros supercoductores que prometían un sinfín de aplicaciones en la vida cotidiana.

Ahora bien, el proceso es largo y arduo, aunque los expertos no se rinden y siguen avanzando con este nuevo material para poder crear una nueva tecnología alrededor del grafeno.

En medio de este proceso de desarrollo del material definitivo nos encontramos con una nueva versión del grafeno llamado Graphair, creado por unos científicos autralianos y que tiene la peculiaridad de crear agua potable y completamente apta para el consumo de agua de mar altamente contaminada.

Puede que nos encontremos ante la solución definitiva para llevar agua potable a cada rincón del planeta a un coste ínfimo.

Tal y como comenta Dong Han Seo, investigador principal de este estudio: “Casi un tercio de la población mundial, unos 2.100 millones de personas, no tienen agua potable limpia y segura […] Como resultado, millones – en su mayoría niños – mueren a causa de enfermedades asociadas con el suministro inadecuado de agua, saneamiento e higiene cada año. En Graphair hemos encontrado un filtro perfecto para la purificación del agua. […] Puede reemplazar los procesos complejos, lentos y de varias etapas que actualmente se necesitan con un solo paso“.

Desarrollado por investigadores de la Commonwealth Scientific and Industrial Research Organization (CSIRO), Graphair es una forma de grafeno hecha a partir de aceite de soja.

Graphair es más barato y más fácil de producir que los métodos de fabricación de grafeno más tradicionales, al tiempo que conserva las propiedades del grafeno.

Una de esas propiedades es la hidrofobia: el grafeno repele el agua.

Para convertirlo en un filtro, los investigadores desarrollaron una película de grafeno con nanocanales microscópicos; estos permiten el paso del agua, pero detienen los contaminantes más grandes con moléculas más grandes.

Luego, el equipo superpuso su nueva película en una membrana de filtración de agua de calidad comercial para hacer algunas pruebas.

Cuando se usa solo, una membrana de filtración de agua se cubre con contaminantes, bloqueando los poros que permiten el paso del agua. Los investigadores encontraron que durante sus pruebas con agua del puerto de Sydney altamente contaminada, la tasa de filtración de un filtro de agua normal se redujo a la mitad sin la película de grafeno.

Luego, el Graphair se agregó al filtro. El equipo descubrió que el filtro combinado filtraba más contaminantes, el 99 por ciento de ellos, más rápido que el filtro convencional. Y continuó trabajando incluso cuando estaba cubierto con contaminantes, dijeron los investigadores.

Esto elimina un paso de otros métodos de filtración: eliminar los contaminantes del agua antes de pasarlos a través de la membrana para evitar que se recubran.

Este es un resultado similar al encontrado el año pasado, donde los poros minúsculos en un filtro de grafeno fueron capaces de evitar el paso de la sal del agua de mar y permitir que el agua fluya más rápido.

Esta tecnología puede crear agua potable, independientemente de cuán sucia sea, en un solo paso […] Todo lo que se necesita es calor, nuestro grafeno, un filtro de membrana y una pequeña bomba de agua. Esperamos comenzar las pruebas de campo en una comunidad mundial en desarrollo el próximo año“, dijo Seo.

Creen que la tecnología podría usarse para la filtración de agua en el hogar e incluso en la ciudad, así como en el tratamiento de agua de mar y aguas residuales industriales.

Fuente del vídeo: CSIRO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here