Tu cerebro se destruye a sí mismo cuando no duermes lo suficiente

0
114

Una nueva investigación, centrada en estudiar los efectos de la privación del sueño en los mamíferos, ha demostrado que la falta de sueño, hace que nuestro cerebro se “devore” a sí mismo, puesto que activa las funciones del cerebro relacionadas con la eliminación de desechos de forma anormal.

Efectos de males hábitos de sueño

En este sentido, científicos de la Universidad Politécnica Marche en Italia estudiaron los efectos que la falta de sueño tenía en el cerebro de los mamíferos, y encontraron muchas similitudes extrañas entre los cerebros de ratones que no dormían bien, y los cerebros de ratones que sí dormían bien.

De este modo, los científicos se dieron cuenta de que la falta de sueño, ocasionaba que el cerebro eliminará una gran cantidad de neuronas y conexiones sinápticas funcionales, que no podían recuperarse incluso durmiendo luego.

Haciendo limpieza demás

En esta misma instancia, el cerebro de los mamíferos es renovado constantemente por células que dan soporte a las neuronas, conocidas con el nombre de células gliales. De estas células se distinguen tres tipos, aunque aquí nos concentraremos en dos: las células microgliales y los astrocitos.

Estas células cumplen la función de limpiar los desechos que producen nuestras neuronas, así como de eliminar neuronas y conexiones que ya no funcionen. Este proceso lo cumplen cuando dormimos, sin embargo, parece ser que cuando no dormimos, estas células continúan trabajando.

Sin embargo, cuando no dormimos, estas células comienzan a eliminar tanto neuronas y sinapsis no funcionales como neuronas y sinapsis funcionales, lo que daña nuestro cerebro.

Consecuencias de la falta de sueño

Finalmente, los resultados de este estudio resultan preocupantes, puesto que la actividad anormal de células gliales, está asociada a la enfermedad de Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas.

No obstante, algunas cuestiones siguen sin resolver, por ejemplo, no sabemos si los resultados pueden aplicarse en humanos, y si sería posible reparar el daño durmiendo bien. Por lo tanto, se requiere de mayor investigación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here