El pasado lunes, la Organización Mundial de la Salud publicó un comunicado, en el cual, hacen un llamado a todos los gobiernos del mundo, a unirse a una nueva estrategia con la que planean eliminar las grasas trans en un período de cinco años, con el objetivo de mejorar la salud de manera importante a nivel mundial.

Los peligros de las grasas trans

Según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud, se estima que cada año, el consumo de grasas trans ocasiona la muerte de más de 500.000 personas, a causa de problemas cardiovasculares asociados al consumo de estas grasas. De esta manera, la OMS considera que eliminar este químico, es una clave importante para salvar vidas.

En este sentido, las grasas trans se encuentran presentes en productos como la margarina, la manteca, snacks, alimentos horneados y fritos, son ampliamente utilizadas debido a que tienen un periodo de duración más largo que el de otras grasas. Sin embargo, la OMS insiste en que existen alternativas más saludables, que no afectarían el costo y sabor de la comida.

La estrategia

Para poder acabar con las grasas trans, la OMS ha desarrollado un plan denominado REPLACE, que consta de seis acciones para eliminar las grasas trans:

Primer paso, revisar las fuentes dietéticas de las grasas trans producidas industrialmente y el panorama para la aplicación de nuevas políticas. Luego, promover el reemplazo de las grasas trans con aceites y grasas más saludables. Después, legislar o promulgar acciones regulatorias para la eliminación de las grasas trans.

Seguidamente, monitorear el contenido de grasas trans en la comida y los cambios en el consumo de grasas trans. Posteriormente, crear consciencia sobre los efectos negativos de las grasas trans y, por último, asegurar el cumplimiento de las políticas.

¿Dará los resultados esperados?

En este mismo orden de ideas, en países como Dinamarca, ya se han aplicado prohibiciones sobre las grasas trans, que se han traducido en una reducción de la tasa de muerte por afecciones cardiovasculares.

Finalmente, no hay duda de que es un plan ambicioso, pero con muchos potenciales beneficios para la humanidad, así que debemos hacer nuestra parte creando consciencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here