Estos hongos podrían ser la clave para aliviar los síntomas de la depresión y con más repercusión todavía en aquellos pacientes que ya probaron un tratamiento tradicional con medicamentos convencionales, según una nueva investigación.

Un grupo de científicos del Imperial College de Londres (Rein Unido) han llegado a esta conclusión después de observar mejoras significativas en un grupo de pacientes experimental que tenían una depresión de nivel moderado/grave y con dos sesiones de terapia con medicamentos creados a partir de las setas alucinógenas. Los resultados de estos estudios fueron publicados en la revista  Neuropharmacology el pasado mes de diciembre.

Y es que la psicolocibina, es la sustancia que lleva a cabo la “magia” y uno de los principales componentes psicodélicos de estos hongos. Esto quiere decir que es el responsable de los efectos alucinógenos cuando se consumen y también el que altera el estado de ánimo de quien lo toma.

En este estudio los 20 pacientes recibieron 2 sesiones de esta terapia con una semana de diferencia entre las tomas de psilocibina. Los resultados se basan en resonancias magnéticas antes y después del tratamiento para controlar el efecto de esta droga sobre la amígdala (la cual nos ayuda a controlar las respuestas emocionales, el estrés y el miedo) mientras se les mostraban imágenes de rostros con tres emociones: neutral, miedo y felicidad. Los investigadores explican que en la primera sesión percibieron un “resplandor” que, efectivamente, “restablecían” los cerebros de los pacientes con depresión.

En las segundas resonancias magnéticas observaron mayor actividad en la amígdala derecha en respuesta a imágenes de caras temerosas y felices con respecto a las caras neutras, lo que relacionaron con una mejoría clínica de los síntomas tan solo una semana después del tratamiento.

LOS PRINCIPIOS ACTIVOS DE ESTE NUEVO MEDICAMENTO ACTÚAN DE FORMA CONTRARIA A LOS CONVENCIONALES

Según Leor Roseman (autor del estudio) afirma para a PsyPost:

“La terapia asistida con psilocibina podría mitigar la depresión aumentando la conexión emocional, esto es diferente a los antidepresivos ISRS que son criticados por crear en muchas personas un embotamiento emocional general”.

Esto es bastante interesante en la próxima generación de fármacos antidepresivos, ya que lo que se observa en estos nuevos tratamientos es que producen una reacción contraria a los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (o ISRS), ya que éstos funcionan aumentando el los niveles de serotonina en el cerebro y provocan un entumecimiento emocional, en cambio, la psilocibina la potencia.

“Esto sugiere diferencias fundamentales en las acciones terapéuticas de estos tratamientos”, ya que los ISRS mitigan las emociones negativas y la psilocibina, lo que les permite a los pacientes confrontarlas y solucionarlas “, explicaron los autores del estudio.

Uno de los pacientes que había tomado psilocibina dijo : “Me sentí mucho más ligero, como si algo se hubiera liberado, era una purga emocional, el peso, la ansiedad y la depresión habían desaparecido”.

Otro comentó : “He sentido una sensación de aceptación; más aceptación de la agonía, el aburrimiento, la soledad. [A] voluntad de intentar aceptar los tiempos negativos, pero también una apreciación de los tiempos maravillosos “.

Eso y todo, hay que decir que las limitaciones en el estudio son notables: como el número tan bajo de sujetos, la falta de otro grupo de control y un marco temporal bastante bajo; pero, aún así, es muy emocionante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here