Las estrellas de mar se están disolviendo por el aumento del CO2 en el mar

0
46

Las ráfagas repentinas de dióxido de carbono liberadas en el océano por la contaminación y las granjas de peces podrían ser suficientes para provocar que las criaturas marinas como las estrellas de mar se disuelvan literalmente.

Esa es la conclusión alcanzada en un nuevo documento que analiza el impacto del gas en los ecosistemas de algas coralinas costeras. Estas criaturas, a diferencia de un coral, están formadas por algas rojas encerradas en un cuerpo calcificado.

La mayoría de las investigaciones que analizan el impacto del aumento de los niveles de CO2 en la vida oceánica se han centrado en cómo afectará a las plantas y los animales individuales, en lugar de analizar los ecosistemas en su conjunto. Por razones obvias, esto tiene sus limitaciones, ya que las interacciones entre organismos son muchas y variadas, y a menudo increíblemente difíciles de predecir.

Esto llevó al equipo de investigadores de la Universidad Heriot-Watt en Edimburgo y la Universidad de Glasgow a diseñar un conjunto de experimentos donde pueden probar el impacto que el aumento de los niveles de dióxido de carbono tiene en ecosistemas marinos enteros.

Durante un período de cuatro días, bombearon agua enriquecida con CO2 en cámaras que se colocaron sobre ecosistemas de algas coralinas en Loch Sween, frente a la costa oeste de Escocia. Midiendo la salud de los organismos calcificados que vivían en el lago antes, durante y después del experimento, los investigadores pudieron determinar exactamente qué impacto tenía el agua enriquecida a nivel de ecosistema.

Y resulta que las plantas y los animales se estaban disolviendo. Los organismos calcificados como las algas coralinas y las estrellas de mar que viven en la costa se estaban literalmente disolviendo debido al aumento en los niveles de dióxido de carbono. Si bien solo cuatro días de exposición fueron suficientes para comenzar la descomposición de las criaturas, el tiempo de recuperación una vez que los niveles volvieron a la normalidad fue mucho más lento.

Los investigadores sospechan que las prácticas agrícolas y la contaminación en la región están causando que los niveles de dióxido de carbono en el agua del mar se disparen repentinamente y vuelvan a caer. “Si piensas en pulsos de dióxido de carbono transportados en la marea a un sitio en particular, es como una inundación repentina de CO2“, explicó la Dra. Heidi Burdett, quien fue coautora del artículo publicado en la revista Marine Progress Ecology Series.

Nuestro continuo monitoreo del sitio directamente después de la exposición al CO2 encontró que la recuperación fue comparativamente lento, lo que aumenta la preocupación sobre la capacidad de estos sistemas para ‘rebotar’ después de repetidos aumentos del CO2 en el medio” continuó Dr. Burdett.

El equipo sospecha que este impacto está ocurriendo en todo el mundo en las regiones costeras, y se espera que empeore a medida que aumentan los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera, y si las granjas de peces y otras prácticas basadas en tierra se intensifican.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here