La terrible orografía de las Islas Feroe fueron la causa de que, antes de la primavera del 2016, careciesen de una representación de sus calles en la ya famosa aplicación de visión virtual de calles de Google, el Street View. En abril de ese año, una isleña llamada Durita Andreassen se sintió completamente rechazada por este motivo, por lo que sin más dilación puso toda la carne en el asador y, a día de hoy y gracias a ella, los visitantes de esta precioso archipiélago del Atlántico Norte, podrán realizar la correspondiente visita virtual por sus diversos parajes, antes de adentrarse físicamente en un viaje hasta ahora enigmático.

Estas 18 islas, a medio camino entre Noruega e Islandia, tienen una población aproximada de 50.000 habitantes y, sorprendentemente, 80.000 ovejas, por lo que no era de extrañar de que fueran ellas quienes se ocuparan de documentar cada kilómetro de vía transitable de este archipiélago.

La Sra. Andreassen, trabaja para la junta de turismo de este país, así que cuando observó que el todopoderoso Google no hacía nada con la “situación virtual” de sus calles, decidió promocionar sus increíbles islas con preciosos vídeos para llamar la atención de la empresa de Mountain View.

Para ello, no se le ocurrió otra idea que conectar unas cámaras 360º con baterías fotovoltáicas a lomos de un rebaño de ovejas, por lo que, mientras los animales daban sus paseos matutinos por las zonas más remotas de las islas, capturaban imágenes que se enviaban al ordenado de Durita con sus correspondientes coordenadas GPS.

Poco a poco, fue cargando manualmente las imágenes en Google Street View con el hashtag #wewantgooglestreetview (#queremosgooglestreetview). Esto fue un revulsivo para el turismo de su país y, además, logró finalmente llamar la atención de Google que le envió cámaras y a un representante de Street View con los que podría seguir haciendo el trabajo con las ovejas, a este proyecto se le llamó, como no, Wooly View, en referencia a sus lanosas colaboradoras.

A día de hoy, además de seguir cargándose fotos gracias a los numerosos turistas que se acercan a estas tierras después de este reclamo, las ovejas siguen haciendo su laborioso trabajo y aportan una perspectiva de lugares donde ni siquiera el ser humano es capaz de acceder a pie.

Este es uno de los vídeos promocionales de Durita Andreassen y de su defensa del turismo de las Islas Feroe, gracias a los cuales, ahora es un destino más en las agendas de aquellos viajeros deseosos de los grandes paisajes y de las hermosas aventuras.

Y tú, ¿tienes ganas de visitar estas preciosas islas?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here