La Organización de las Naciones Unidas alaba a Belice por la gran preservación y cuidado de su barrera de coral. Belice es una región que cuenta con hermosos paisajes de renombre a nivel mundial que gracias a sus esfuerzos por conservar su ambiente ha logrado eliminar el sistema del arrecife de coral del listado de sitios naturales en peligro de destrucción. Esta lista es desarrollada por el Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Arrecife de Coral

Este arrecife se encuentra abrazando la costa de la nación con una extensión de 298 km aproximadamente donde se alojan más de 500 especies de peces, 106 especies de corales y distintas especies de tortugas marinas además de una inmensa variedad de invertebrados marinos. Otra de las especies de gran importancia que alberga esta región es el manatí de las Indias Occidentales, que se encuentra en peligro de extinción.

Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM)

El 80% del Sistema Arrecifal Mesoamericano está constituido por más de 400 islas y también lagunas, manglares, atolones y estuarios que generan la impresionante formación de este sistema. Aparte de un tramo continuo de arrecifes y ecosistemas marinos de poca profundidad que se extiende desde la Península de Yucatán hasta las aguas de Belice y Honduras. Por lo tanto, este se posiciona como el arrecife más grande del hemisferio norte y el segundo en todo el mundo.

Patrimonio Mundial de la UNESCO

Debido a su gran extensión y a la increíble diversidad de seres vivos, la barrera de coral de Belice fue establecido como patrimonio mundial en el año 1996. Considerándose de valor no cuantificable por su variedad y tamaño, constituido por un espectacular entorno de origen natural con brillantes cayos de arena blanca y manglares, que generan contraste con sus aguas azules adyacentes.

Dado que se han implementado innumerables esfuerzos y metodologías para lograr la conservación y protección de la región en conjunto con todos sus constituyentes, la UNESCO nominó la eliminación de esta maravilla natural del listado correspondiente a las áreas en peligro de destrucción.

Preservación del arrecife de coral

Como ya se mencionó, Belice posee la segunda barrera de coral más larga del mundo y esto la hace ser consciente de la necesidad de preservar cada uno de sus recursos, puesto que estos ecosistemas derivan trabajo para diversos sectores económicos, ya sea la pesca o el turismo. Siendo esta última la base económica de este país.

A pesar de esto, últimamente se ha registrado un declive en la obtención y exportación de los recursos marinos, por ejemplo, los peces y langostas. Sin embargo, el turismo como actividad económica sigue incrementando.

La sobrepesca y la cosecha fuera de la temporada correspondiente no ayuda a la mejoría de la situación, pero el factor determinante del declive en la población de sus aguas es la acidez de los océanos. Según especialistas locales, la acidez del océano impide que la variedad de especies que habitan puedan sobrevivir, crecer y reproducirse.

Puesto que esta región estaba padeciendo ciertos inconvenientes en materia biológica que estaban afectando directamente a la economía del país, en diciembre del 2017, los legisladores beliceños aprobaron un cuadro moratorio sobre las diversas actividades de extracción de energéticos en aguas del país. Esta modificación convierte a Belice en uno de los pocos países con dicha legislación, concepto que significa un avance para la protección adecuada del ecosistema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here