Ingenieros de la Universidad de Bristol utilizaron el rayo tractor acústico más potente del mundo para hacer una demostración de cómo puede contenerse objetos más grandes que la longitud de onda de sonido de una manera continua y estable.

Estos chicos fueron capaces de hacer levitar objetos bastante más grandes de lo que hasta ahora nadie fue capaz. Un hito que, según ellos, nos acerca un poco más a la posibilidad de hacer levitar a los humanos algún día.

Los rayos de tractor acústico, o Tractor Beam, usan las ondas de sonido para mantener las partículas de un cuerpo suspendidas en el aire; una solución para nada improvisada pero si bastante sorprendente teniendo en cuenta que, hasta ahora, los estudios se basaban en la levitación magnética como opción más viable, pero gracias a este experimento se demuestra que la levitación acústica tiende a funcionar mejor para el manejo de líquidos y sólidos, aunque aún está en desarrollo.

Esta creencia se basaba en el supuesto de que los Tractor Beam se limitaban a levitar con objetos relativamente pequeños, aproximadamente del mismo tamaño que la longitud de la onda del sonido emitido y llegando a perder la estabilidad haciendo que giraran incontrolablemente.

Ahora, un nuevo estudio, que será publicado esta semana en la Physical Review Letters, describe la nueva técnica que promete revolucionará los eventos de levitación para siempre. Esta nueva técnica crea una estructura similar a un tornado, que tendría que ser extremadamente ruidosa, pero aseguran que tiene un núcleo silencioso.

Los investigadores dicen que cuando cambian la dirección de los vórtices acústicos de rápida fluctuación que componen la estructura, pueden controlar la velocidad de rotación y estabilizar el rayo tractor. Una vez estabilizado, se puede aumentar el tamaño de núcleo silencioso en el centro del tornado y permite incorporar objetos más grandes de lo que se pensaba.

El autor principal del estudio, Asier Marzo comenta que: “los investigadores acústico se han sentido frustrados por el límite de tamaño durante años, por lo que fue satisfactorio encontrar una manera de superarlo“.

En la demostración realizada en el estudio, los ingenieros utilizaron ondas ultrasónicas de 40 kHz para los vórtices y una esfera de 2 cm hecha de un polímero sintético para hacer que levitara. Esto es, dos veces el tamaño de las longitudes de onda acústicas, algo inaudito hasta ahora.

Bruce Drinkwater, Profesor de Ultrasonidos del Departamento de Ingeniería Mecánica dijo: “estoy particularmente entusiasmado con la idea de líneas de producción sin contacto donde se montan objetos delicados sin tocarlos“.

Marzo añade: “creo que esto abre la puerta a muchas aplicaciones nuevas […] Algunas de las cuales podrían incluir la creación de dispositivos médicos, como cápsulas de medicamentos o instrumentos microquirúrgicos“.

Ahora bien, seguro que te estarás preguntando si será posible llegar a la levitación de un cuerpo humano. Según Mihai Caleap, investigador asociado responsable de las simulaciones: “en un futuro, y con más acústica […] Actualmente sería imposible realizarlo sin que fuera peligroso para el oído humano, tendríamos que desarrollar un tornado con tonos más bajos para no dañarnos“.

Si bien es realista no descartarlo por completo, a día de hoy y en un futuro bastante aceptable, un humano no podrá experimentar la sensación de levitar mediante un rayo de tractor acústico sin que este despedace sus oídos.

Pero bueno, supongo que aún nos quedará el método magnético, que actualmente ya se está desarrollando en métodos de transporte alternativos, como los trenes Hyperloops.

1 Comentario

  1. Hola,
    Quisiera saber si existen vídeos, sin audio claro, del experimento, para observar la estructura que emite los vórtices.
    Gracias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here