Nuevo estudio revela información sobre la vida luego del impacto del asteroide que acabó con los dinosaurios

0
123

Hace aproximadamente 66 millones de años, un asteroide de tamaño importante impacto contra nuestro planeta y las consecuencias que esto tuvo para la vida fueron graves, puesto que este impacto produjo la desaparición de un poco más del 70% de las especies sobre la tierra, entre estas, los famosos dinosaurios.

Una extinción masiva

El asteroide que acabó con la vida de los dinosaurios, tenía una medida de 10 kilómetros de diámetro, según las estimaciones realizadas mediante la observación del cráter de Chicxulub que dejó el asteroide, luego de impactar al norte de la península de Yucatán en México.

Asimismo, según los científicos, el impacto del asteroide tuvo una fuerza comparable a la de mil millones de bombas atómicas. Sin embargo, no fue solo la violenta explosión lo que destruyó la vida casi por completo, luego del impacto, ocurrieron tsunamis de hasta 300 metros de altura, terremotos de magnitud 11 en escala de Ritcher, incendios, etc.

Todo lo que aconteció luego del impacto del asteroide, creó condiciones extremadamente difíciles para los seres vivientes.

La vida se recuperó rápidamente

No obstante, a pesar de las desastrosas consecuencias del impacto, los expertos de un reciente estudio, han determinado que la vida se recuperó mucho antes de lo esperado en la zona del impacto. De acuerdo con los científicos, la vida del ecosistema marino se recuperó dentro de los primeros 30.000 años luego del impacto.

30.000 años puede parecer mucho para nosotros, pero, a nivel geológico, es un tiempo sumamente breve. De hecho, los expertos aseguran que la recuperación de la vida en esta zona, fue mucho más rápida que en otros lugares alejados del impacto.

El agua

En este sentido, los investigadores indican que el hecho de que el impacto se haya producido en una zona con agua, es lo que favoreció el rápido restablecimiento de las condiciones necesarias para la vida.

Finalmente, el impacto del asteroide, aunque fatal para los dinosaurios, produjo una serie de cambios que fueron fundamentales para la evolución de los mamíferos, la clase de vertebrados a la que pertenecemos los seres humanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here