Europa es una de las lunas de Júpiter, bien conocida por sus inusuales características y por el hecho de que, debajo de su superficie congelada, existe un océano de agua líquida que lo hace muy propicio para la vida. Ahora, nueva información sobre este satélite nos da un nuevo vistazo a lo que ocurre con el agua allí.

Los datos de Galileo

La misión espacial Galileo, enviada hace más de dos décadas, tuvo algunos fallos durante su órbita alrededor de Júpiter, que dificultaron la recolección de los datos que envió hacia la tierra. Sin embargo, esta sonda fue la que descubrió la existencia de un océano líquido oculto debajo de la superficie congelada de Europa.

Ahora, los científicos han decidido revisar nuevamente los datos recolectados por la sonda Galileo, y descubrieron que existen geiseres de agua sobre la superficie del satélite, expulsando a agua a más de 100 millas desde la superficie.

Las plumas de agua

En este mismo sentido, un estudio publicado el pasado lunes, se une a la creciente evidencia de que el agua en Europa, está siendo expulsada hacia el espacio.

De este modo, si estudios posteriores confirman de forma definitiva la existencia de estas plumas de agua, y se demuestra que están asociadas al océano que se encuentra debajo de Europa, podría significar muy buenas noticias para la ciencia.

Implicaciones del descubrimiento

En este mismo orden de ideas, este descubrimiento podría ofrecernos una vía mucho más sencilla para estudiar el océano de Europa, puesto que sería más sencillo enviar una sonda a sobrevolar uno de los geiseres para recolectar muestras de agua, que elaborar una compleja misión que implique taladrar la dura y gruesa capa de hielo que cubre Europa.

Finalmente, estudiar muestras de agua en Europa, nos permitiría saber si existen organismos extraterrestres, capaces de prosperar en condiciones diferentes a las de la tierra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here