Desde sus inicios, los humanos siempre se han maravillado e interesado en el firmamento, tratando de poder llegar a las estrellas. Desde que empezó la carrera espacial y el hombre llegó a la Luna, se ha querido expandir el límite a donde se puede llegar. Esto se ha hecho aún más prominente últimamente con los intentos de construir mejores cohetes y enviar sondas y vehículos de exploración a los cuerpos celestes.

El impresionante logro

El pasado 21 de septiembre, la cuenta oficial de Twitter de la nave espacial “Hayabusa-2” de la “Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón” o AJAX dio un gran comunicado en la que se leía: “Se confirma que ambos rovers han aterrizado en la superficie de Ryugu. Están en buenas condiciones y han transmitido fotos y datos. También confirmamos que se están moviendo en la superficie”.

Este mensaje hace referencia a que los 2 vehículos todoterreno que llevaba consigo la nave espacial, lograron llegar exitosamente a la superficie de un asteroide llamado Ryugu.

Protagonistas de la historia

El enfoque de este acontecimiento son los 2 “rovers”, o vehículos de exploración espacial todo terreno, que llevan por nombre “Rover 1A y 1B” y son conocidos en conjunto como “Minerva II-1″. Estos son pequeños vehículos de alrededor de 1 kilogramo que fueron diseñados para poder recorrer eficazmente la superficie de un asteroide.

Viaje de los héroes

La misión empezó con el lanzamiento de la nave Hayabusa-2 en diciembre de 2014, que después de 4 años logró alcanzar al asteroide de 1 kilómetro de diámetro libero a los rovers. Estos pequeños vehículos estarán hasta diciembre de 2019 tomando fotos y recogiendo muestras de la superficie del asteroide.

Aunque esta misión no parezca tener mucha importancia, no solo muestra que es posible llevar a cabo precisas misiones como la de aterrizar objetos en cuerpos que se mueven velozmente a través del espacio, sino que también os ayudará a evaluar cómo se comportan ciertos materiales en el espacio y aprender más sobre nuestro sistema solar.

Fuente del vídeo: Ciencia Plus

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here