Un estudio afirma que es muy probable que dos exoplanetas (planetas que orbitan una estrella distinta al Sol) posean condiciones climáticas sumamente parecidas a las que tiene la Tierra. Esto podría significar que los humanos, en algún momento, quizás puedan llegar a convertir en realidad lo que muchos consideran ficción: habitar otros planetas.

Kepler-186f

Es el primero en la lista por ser el primer planeta identificado con un tamaño muy parecido al de la Tierra ubicado fuera del Sistema Solar, este exoplaneta también orbita en una estrella y se considera que está dentro de una zona probablemente habitable.

En otras palabras, eso quiere decir que posee una distancia adecuada desde su estrella anfitriona (la que le proporciona luz), y esto permite que el agua líquida se pueda acumular en la superficie. Además, gracias a un estudio realizado a partir de simulaciones, fue que se pudo analizar e identificar la dinámica del eje de giro del exoplaneta.

¿Cómo funcionan esas dinámicas?

Las dinámicas que se vieron reflejadas en el estudio permitieron identificar cuánto se inclinaba un planeta sobre su eje y cómo ese ángulo de inclinación iba evolucionando con el tiempo. Asimismo, la inclinación axial es la que permite que se den las estaciones o cambios de clima porque esta determinará cómo la luz solar golpea la superficie del planeta.

Pero, ¿por qué Kepler-186f podría ser habitable?

En la investigación realizada a Kepler-186f se permite señalar que este exoplaneta posee una inclinación axial bastante estable, de hecho esa inclinación axial es muy parecida a la de la Tierra, por lo que la probabilidad de que los climas sean estables es bastante alta.

Además, es aproximadamente 40 por ciento más grande que nuestro planeta y muy probablemente sea un mundo terrestre o cubierto por océanos.No obstante, su masa, composición y densidad  todavía no han podido ser identificadas por lo que siguen siendo desconocidas. Pero, se sabe que orbita su estrella de host cada 130 días.

Kepler-62f

Es el segundo planeta en la lista que posee características muy similares a las de Kepler-186f. No obstante, este posee un tamaño mucho más parecido al de la Tierra y orbita alrededor de una estrella a unos 1.200 años luz de distancia de nosotros.

¿Podríamos vivir en alguno de ellos?

No se puede saber con exactitud si estos exoplanetas posean agua o vida. Pero lo que sí podría considerarse es que ambos son candidatos relativamente buenos gracias a la estabilidad climática identificada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here