Los planetas del Sistema Solar se orientan prácticamente de la misma forma que el Sol, con el Norte y el Sur apuntando en la misma dirección. Sin embargo, en el caso de Urano esto no sucede así; su eje norte-sur se encuentra inclinado unos 98 grados desde el plano orbital del Sol.

Existen dos posibles explicaciones

Esta variación del planeta resulta tan extraña que los científicos consideran que eso no pudo suceder sin ninguna explicación. De hecho, se cree que, en algún momento del pasado, Urano debió haber recibido un golpe sumamente fuerte por uno de sus costados y, muy probablemente, ese golpe habría sido ocasionado por otro planeta que poseyera el doble de la masa de la Tierra.

Asimismo, los científicos consideraron una segunda posibilidad. Otra de las explicaciones por las que Urano se encuentra rodando alrededor de sol (desde al menos 1966) es que haya recibido un gran número de impactos continuos, pero de menor magnitud.

¿Por qué ocurrió esto?

Realmente se tiene muy poca información sobre cómo y cuándo pudo haber ocurrido esto, o cuáles fueron los efectos adversos provocados en el planeta. Sin embargo, hoy en día es posible realizar simulaciones por medio de supercomputadores donde puedan reflejar las posibles causas y dar respuestas a este enigma a través de los resultados obtenidos por ellas. De hecho, así fue como los científicos dieron con la tan aclamada respuesta.

¿Qué le pasó a Urano?

Luego de que un grupo de especialistas, dirigidos por el físico Jacob Kagerreis de la Universidad de Durham en el Reino Unido, realizará una investigación y ejecutarán más de 50 escenarios en una supercomputadora de alta potencia, pudieron recrear las condiciones que ocasionaron la evolución del planeta y estudiar las posibles causas.

El resultado de sus hallazgos confirma que la causa más probable que logra responder la pregunta sobre lo que realmente le pasó a Urano es que el planeta se viera afectado tras haber recibido un golpe de gran magnitud ocasionado por un objeto con el doble de masa que la tierra.

¿Cuándo ocurrió?

Se cree que este hecho ocurrió hace aproximadamente 4.000 millones de años. Además, esto podría explicar por qué Urano posee un campo magnético tan descentrado (inclinado 60 grados fuera del eje).

Sin lugar a dudas la ciencia y la tecnología no dejan de sorprendernos. Este modelo simulaciones es un ejemplo claro de lo que se podría llegar a conocer, comprender y explicar sobre nuestro Sistema Solar y sobre muchísimas cosas más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here