Desde principios de mayo comenzó la erupción de uno de los volcanes más famosos de la isla de Hawaii, el Kilaue. Hecho que sin duda alguna ha llamado la atención de curiosos o apasionados a este tipo de espectáculos que nos ofrece la naturaleza.

Por esta razón, la autoridades han creado una alerta roja en este lugar pues la intensa erupción de este volcán puede desencadenar eventos fatales por lo que se están preparando para cualquier posible evento, incluso han desalojado a alguno de los habitantes de la zona y se prohíbe el paso al lugar.

¿Arriesgar la vida por un selfie?

Pese a que las autoridades han creado una alerta roja y han impedido el paso tanto de turistas como de habitantes a zonas cercanas al volcán, han sido muchos los curiosos que han intentado pasar los límites de seguridad para poder obtener una auto-foto y compartirla con sus amigos.

Jason Redulla Subjefe del DLNR, comenta que éstas personas deben pensar un poco más ya que no solamente están poniendo en riesgo su propia vida sino que pueden generar que se cierren por completo las entradas al lugar lo cual traería inconvenientes para quienes habitan el lugar porque no tendrían salida.

40 turistas han sido detenidos por pasar el cerco de seguridad

En los últimos 10 días se han detenido a una docena de personas que se han encontrado en terrenos aledaños a las zonas de lava, pasando de manera ilegal el cerco de seguridad que las autoridades han establecido. Y desde que el volcán comenzó la erupción se han detenido cerca de 40 turistas y habitantes.

Es tan peligroso el lugar que al patrullar los oficiales deben protegerse con máscaras especiales para evitar intoxicarse con los gases volcánicos emitidos por la lava, es por ello que se prohíbe el paso de personas a la zona ya que de presentarse un incidente el acumulo de personas impediría la labor de los rescatistas.

Hasta con un año de cárcel podrán ser sancionadas las personas que se acerquen al volcán

En vista de que las personas parece no importarles el riesgo que corren al acercarse a estas áreas restringidas el gobernador de Hawaii anunció una nueva política de “tolerancia cero” la cual se aplicara a quienes estén merodeando áreas peligrosas que han sido cerradas por la erupción del volcán.

El gobernador estableció que quienes sean capturados deberán pagar una multa de 5.000 dólares y un año de cárcel. Estas medidas aunque parezcan un tanto drásticas se tomaron no sol para proteger a los visitantes sino también para velar por la seguridad y bienestar de los habitantes de la zona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here