Conoce la historia detrás del número del diablo

0
705

Todos probablemente hemos escuchado en algún momento de nuestras vidas a alguien hablando sobre el número del diablo, la marca del diablo o el infame número “666”, el cual tiene una connotación maligna en la conciencia colectiva de la mayoría de las sociedades, especialmente de aquellas con tradiciones cristianas y/o católicas. De acuerdo con la iglesia, este número, es el número con el que se identifica la bestia o el anticristo.

Libro de las Revelaciones

No obstante, un video publicado en YouTube, donde se estudia más a fondo la historia de este número, revela algo nuevo y muy interesante.

El Libro de las Revelaciones

Esta es la parte de la biblia donde se hace referencia al infame número 666, parece ser que este es algo más que un simple número designado para referirse al demonio. De acuerdo con lo explicado en el vídeo, el texto estaba escrito en griego antiguo, y en esta lengua, los números son escritos como letras, al igual que sucede en el idioma hebreo.

Según nos siguen explicando los chicos del vídeo, esto quiere decir que cada palabra escrita en estos idiomas, también posee un valor numérico.

Libro de las Revelaciones: Capítulo 13

El versículo 18 de este capítulo dice lo siguiente. “Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia; porque es el número de hombre: y el número de ella, seiscientos sesenta y seis.” Siguiendo con el video, los youtubers hablan de que este pasaje invita al lector a realizar un cálculo matemático.

Nerón

De esta manera, cuando se traduce el número de la bestia al hebreo antiguo, obtenemos las siguientes palabras: Nerón. Las cuales, son la pronunciación en hebreo del nombre de Nerón.

El infame Nerón

Nerón fue uno de los líderes del Imperio Romano, el cual era bastante repudiado y se le describía como un hombre especialmente malvado. Por lo tanto, esto puede sugerir, basándonos en el contexto histórico en el que fue escrito, que este pasaje hace referencia al nombre de Nerón, como la bestia o el diablo.

En conclusión, es un dato muy interesante, que nos demuestra una vez más que la biblia es un producto del contexto histórico donde se escribió, por lo que no debería ser tomada tan literalmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here