Los priones son proteínas que a pesar de no ser bacterias ni virus, causan enfermedades mortales. Las mismas por su sencillez ocasionan cualquier cantidad de efectos y sin embargo no son reconocidas como una especie. Estas proteínas tan espeluznantes son las protagonistas causantes de muchas enfermedades mortales del cerebro.

Primer prión artificial humano

Recientemente el primer prión artificial humano “in vitro” fue sintetizado por biólogos moleculares. Esto fue llevado a cabo en la Universidad Case Western Reserve de Estados Unidos. Los científicos realizaron estudios con animales humanizados, es decir, a los cuales les ha introducido genes humanos.  

Los resultados obtenidos les permitieron concluir que este prión artificial no tiene la capacidad de infectar a los seres humanos. Luego de nuevos estudios los biólogos lograron sintetizar de manera triunfal esta proteína la cual es perjudicial para el humano. La misma fue producida a partir de una modificación genética realizada a la proteína priónica.

Hallaron además que la proteína GM1 capaz de regenerar tejidos nerviosos, impulsa además el crecimiento de priones. Y a su vez colabora para que la enfermedad se propague a pacientes saludables.

 ¿Cuál es el objetivo perseguido con este prión?

Con este logro se podría llegar a la medicina capaz de inhibir dicha molécula evitando así que una enfermedad priónica se propague. Podemos considerar que la creación de una cepa nueva de priones puede causar mucho terror. Pero sin embargo, es un paso con el que se puede lograr la cura y tratamiento de la enfermedad priónica.

Enfermedades cerebrales mortales causadas priones

En los humanos se pueden presentar distintas enfermedades priónicas. Es la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (CJD) la más común. La misma no solo aniquila la corteza cerebral sino también otras partes del cerebro, hasta causar la muerte del enfermo. Muchas veces esta enfermedad es confundida con el Alzheimer.

Algunas que se presentan en menor porcentaje son Insomnio letal esporádico, Enfermedad de Gerstmann-Sträussler-Scheinker, Kuru, Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob iatrogénica, entre otras.

En fin, según Safar, científico de la Western los estudios realizados les permitieron entender el funcionamiento de los priones. Descubrieron que la más mínima modificación a estas proteínas influye en su orientación celular y en la forma de trasmitirse. Es decir, como estas se manifiestan en el ser humano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here