Está claro que esta noticia hará que todo el mundo, el que más y el que menos, se lleve las manos a la cabeza. Sin duda alguna, se rompió una barrera que llevaba mucho tiempo levantada en el mundo de la biogenética y, cómo no, son los chinos los encargados de traer las bolas de demolición para comenzar a tirar los ladrillos de los que estaba compuesto este muro moral.

Estos dos animalillos tan “cucos” son Zhong Zhong (ZZ) y Hua Hua (HH) y son los primeros clones de una especie de primates realizados por transferencia nuclear en toda la historia de la ciencia.

El proceso de este “milagro” se detalla en la revista Cell y fue un trabajo de varios años de la Academia de Ciencias de China en Shanghai. Esto además de ser un gran paso en el campo de la genética, lo es también para la ciencia en general, ya que se pueden crear sujetos ideales para estudiar enfermedades humanas y probar nuevos tratamientos. Vamos, que ya no habrá que inducirle las enfermedades a unos monos sanos, sino que se podrá seleccionar “a la carta” el tipo de enfermedad con el que nacerán.

Antes de nada, los investigadores enfatizaron que su intención no es llegar a la clonación humana, sino seguir esta línea de investigación. Eso no quiere decir que la barrera imaginaria que se estableció en un pasado cercano no se haya roto, al contrario, según comentó el autor del estudio Mu-Ming Poo a National Geographic: “Para la clonación de especies de primates, incluidos los humanos, la barrera técnica ahora está rota […] Sin embargo, la razón por la que elegimos romper esta barrera es producir modelos animales que sean útiles para la medicina humana […] Con todas estas mejoras, junto con los altos estándares de preocupaciones éticas, creo que la sociedad china lo aceptará […] Espero que las sociedades de los países occidentales se den cuenta una vez que demostremos la utilidad de los monos clonados para curar enfermedades, gradualmente cambiarán de opinión”.

Estos pequeñines tienes 6 y 8 semanas de vida y, por ahora, parecen completamente sanos. Estos fueron creados utilizando la transferencia nuclear de células somáticas (SCNT), la misma técnica de clonación que se utilizó para producir a la oveja Dolly en 1996.

Hasta ahora, la técnica SCNT siempre falló para realizarla con primates. Según expertos, el desafío estaba en programar correctamente una cápsula unicelular para que actuara como un embrión normal, ahora, ese problema ya está solventado.

Los próximos pasos en el proceso, será garantizar que los macacos crezcan y se desarrollen con normalidad.

Si todo sigue el plan, monos como estos reemplazarán las poblaciones existentes de animales de laboratorio de primates utilizados en la investigación de enfermedades genéticas humanas, cáncer y más.

“Será interesante ver cómo esta investigación da forma al debate sobre el uso de primates no humanos como animales de laboratorio”, dijo el experto en ciencia de National Geographic Michael Greshko a IFLScience por correo electrónico. “¿Reducirá la cantidad de primates necesarios para realizar experimentos médicos, como esperan los autores del estudio? ¿Cuánto disminuye eso la carga ética del uso de primates en el laboratorio? “.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here