El EM Drive es un proyecto de sistema de propulsión que ha ocasionado mucha polémica, ya que, según su creador, funcionaría sin utilizar ningún tipo de combustible. Sin embargo, las últimas pruebas llevadas a cabo con este sistema, han llevado a los científicos a concluir que este no funciona en lo absoluto.

El propulsor que violaba la física

Siguiendo este orden de ideas, el EM Drive es un sistema de propulsión sin combustible que funcionaría violando la tercera ley de Newton. La cual, establece que cuando un objeto ejerce fuerza sobre un segundo objeto, este produce una fuerza de magnitud igual en sentido opuesto.

Por otro lado, el EM Drive funcionaría produciendo un flujo de radiación electromagnética que lo impulsaría, sin producir ningún tipo de energía o fuerza en sentido contrario. Sin embargo, la nueva investigación llevada a cabo por un grupo de científicos alemanes, concluye que este sistema en realidad no funciona.

Las pruebas

Para poder realizar esta afirmación, los científicos construyeron una réplica del EM Drive y probaron el funcionamiento en diversas condiciones. De esta forma, los expertos se dieron cuenta de que el sistema si estaba produciendo algo, aunque, no se trataba de ningún tipo de propulsión.

En esta misma instancia, los investigadores colocaron su réplica en el vacío y usaron un láser para medir el movimiento, así, advirtieron que podían revertir el campo magnético e incluso reducir su poder, sin embargo, el sistema continuaba funcionando produciendo la misma cantidad de fuerza.

Aunque, todas las pruebas llevadas a cabo en el EM Drive, han demostrado que este sistema solo puede producir una cantidad de energía de un milinewton, lo cual es extremadamente bajo.

Si no es propulsión, ¿de qué se trata?

Los científicos que llevaron a cabo la investigación están seguros de que esta fuerza, es producto de la acción del campo magnético de la tierra sobre el amplificador de microondas, en lugar del sistema en sí. Por lo tanto, establecen que la futura investigación requerirá que los cables sean protegidos del campo magnético.

En conclusión, a pesar de lo prometedor de este proyecto, se requiere de mayor investigación que compruebe su efectividad, pero, todo apunto a que no va hacia ninguna parte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here