Sin duda alguna, uno de los estudios más complicados actualmente es la astronomía. En el espacio exterior todo lo que conocemos como física podría cambiar, llevando a los experto a muchas dudas, de las cuales, una será respondida próximamente, ¿cómo se comporta la materia cuando se la empuja a sus extremos más salvajes?

Estrella de neutrones

El estudio previo

Antes de responder a la incógnita, hubo un largo proceso investigativo. Ellos partieron del modo de dispersión de los fotones en el espacio y los efectos que este causa. Tomaron en cuenta varios factores, como la energía y la temperatura de los rayos X provenientes de los restos de supernovas.

Los datos de todo el ejercicio pudieron ser sacados gracias al telescopio de rayos X ubicado en la Estación Espacial Internacional. Entonces, obtenidos estos resultados, la NASA cree poder responder la pregunta de cuál es el tamaño del púlsar J0437-4715. (Un púlsar es un creador de radiación electromagnética originado de un cuerpo muy denso).

Posibles usos de los resultados

Suponiendo que los resultados de la pregunta anterior ya estén listos, ¿ahora qué procede? Como cualquier descubrimiento científico viene experimentar con ellos. Así pues, se cree que se podrá conocer cómo reacciona la materia en condiciones muy extremas.

Púlsar

Hoy en día existen varias teorías que se acercan al comportamiento que podrían tener, pero como ya es común en el mundo científico, muchos están en contra. Pero de algo en lo que casi todos concuerdan, es en que este problemática podría ser resuelta si miramos más a fondo las estrellas de neutrones, siendo uno de los cuerpo más densos del universo.

Características de las estrellas de neutrones

Claro, antes de comenzar a observar este fenómeno espacial, vale la pena conocer lo poco que sabemos de él. Podemos empezar diciendo que vienen directamente de una supernova, más específicamente de la explosión de una de ellas. Al ocurrir un evento como este, se forma un núcleo que resulta ser una estrella de neutrones.

Por otra parte, conseguirlas en cierto modo no es tan difícil, ya que solo hace falta buscar destellos de rayos X, ya que estas, al girar sumamente rápido, lanzan estos rayos en todas direcciones. Según todo lo visto, parece ser que la NASA tuvo que hacer un trabajo titánico para poder resolver esta incógnita.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here