El Rey Arturo es un personaje destacado de la edad media en la literatura europea, en especial la francesa e inglesa donde este personaje es considerado el monarca ideal con equilibrio entre la paz y la guerra. Este héroe ejemplar aparece en muchos libros y películas haciéndolo reconocido alrededor del mundo.

Su historia refleja pertenece a la cultura y folklore sin embarga existen teorías y hasta hechos que demuestran que el Rey Arturo pudo haber sido un personaje real. Está representado en varias obras y leyendas de Gran Bretaña.

Existencia del Rey Arturo

Existen muchos debates de su historicidad pero han salidos pequeños hecho a la luz como una pizarra halla en la Isla de Tintagel, uno de los lugares en donde se posicionan los orígenes del Rey Arturo ubicado en Reino Unido.

En 1998 el profesor Christopher Morris, de la universidad de Glasgow, halló esta pizarra con inscripciones que data del siglo VI que contiene el nombre en latín ARTOGNOU que pertenece al céltico Arthnou, pero igual no se le puede adjudicar directamente a la existencia del Rey Arturo pues es una información bastante vaga y se necesita aun un poco más de datos para precisar que este personaje es real e histórico.

Prueba de la existencia del Rey Arturo en Tintagel

En el 2017 fue hallada una piedra, en una investigación que llevaba casi cinco años en la zona de Tintagel. La piedra encontrada mide unos 60cm de largo y la fecha aproximada que se adjudica es del siglo VII y esta piedra inscrita es uno de los descubrimientos de gran relevancia debido a la época en que se clasifica ya que muy pocas personas en esa época tenían los conocimientos para escribir.

Se piensa que el autor de estas inscripciones en piedras pudo haber sido un escriba que practicaba su escritura. También se encontraron elementos de cristalería y vajillas españolas de Turquía, haciendo de Tintagel un lugar lleno de secretos y aventuras.

Tintagel una isla de escribanos

Este hallazgo emociona a los expertos pues creen que Tintagel guarda muchos secretos y además explican que esta isla en el siglo VII poseía muchas personas familiarizadas con la escritura y los manuscritos y que probablemente eran cristianos que conocían la escritura de varias partes de las islas británicas.

Estos importantes escribanos que se encontraban en la isla dan orígenes a suposiciones de que este lugar era un asiento real, lleno de educación valiosa y rica en cultura. Durante muchos siglos los arqueólogos y científicos han querido demostrar que el castillo de Tintagel fue el lugar de nacimiento del Rey Arturo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here