Recientemente, el profesor Thomas Schneider de la Universidad de Columbia, anunció un descubrimiento increíble: Una antigua pieza de piedra caliza, que posiblemente haya pertenecido a alguien en el Antiguo Egipto, con lo que parece ser, la versión más antigua descubierta hasta el momento de nuestro alfabeto.

El ABC

Siguiendo este orden de ideas, tres de las palabras que se encuentran escritas en la piedra, empiezan con las versiones antiguas de las letras B, C y D. Por lo tanto, el investigador sugiere que se trataba de una frase nemónica, que alguien del Antiguo Egipto utilizaba para recordar el alfabeto.

Esta inscripción en piedra caliza, se ha convertido en el descubrimiento más antiguo, puesto que data de hace 3.400 años. Anteriormente, el ejemplo más antiguo que teníamos de nuestro alfabeto, databa de hace 3.200 años.

El origen de nuestro alfabeto

Siguiendo esta línea, el alfabeto que utilizamos actualmente, es un derivado del que utilizaban los fenicios, una antigua civilización que existió hace 3.500 años atrás. En ese entonces, los fenicios utilizaban algo conocido como lenguaje semítico, que se refiere a un grupo de lenguas que comparte palabras similares.

En este sentido, algunos textos escritos en lengua semítica, datan de hace 3.400 años, e incluso mucho más atrás.

El abecedario más antiguo

La pieza fue descubierta en el año 1995, pero no fue sino hasta ahora, que el profesor Schneider analizó la pieza y pudo descifrar el mensaje. Aparentemente, es una frase compuesta por nombres de animales, las iniciales de cada palabra forman la secuencia BCD. Por tal motivo, el académico infiere que se trataba de algún truco usado por alguien para poder recordar bien la secuencia del alfabeto.

Finalmente, este descubrimiento nos ayuda a conocer mejor el origen de nuestro lenguaje y cómo este fue evolucionando en el tiempo, permitiéndonos conocer mejor nuestra historia como seres humanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here