Un grupo de arqueólogos, que se encontraban explorando la región montañosa de Hamersley Range, en Pibara, Australia. Descubrieron una pequeña cueva única en su tipo, ya que contiene los restos de un campamento humano antiguo de hace unos 20.000 años, en el que una familia se dio un festín bastante poco común.

Parrilla de canguro

¿Alguna vez has pensado en comerte un canguro? ¿Ni soñando? Pues precisamente era lo que estaban comiendo este grupo de personas hace unos 20.000 años. Los arqueólogos creen que se trataba de un grupo de 8 a 10 personas, y las evidencias del banquete se encuentran repartidas por toda la cueva.

Allí se encuentran las cenizas del fuego, huesos de canguro, y herramientas de piedra, los arqueólogos sospechan que estas herramientas de piedra fueron utilizadas para preparar la carne del canguro. Sin embargo, afirman que todavía hace falta examinarlas con un microscopio, para poder decirlo con exactitud.

Una cueva única

En esta misma línea, el Dr. Michael Slack, líder del equipo, dio declaraciones a ABC News, donde comentó:

“Los chicos han descubierto un campamento antiguo que, dada la profundidad bajo la superficie y la relación con las piedras alrededor, creemos que potencialmente tiene unos 20.000 años de antigüedad. Para hacerlo mejor, encontraron artefactos de piedra cerca de carbón”.

Asimismo, el científico explica: “Así que tendremos una buena asociación entre la gente y el campamento mismo, y tendremos una idea exacta de qué tan antiguo es”.

Un refugio

En este sentido, algunas de las herramientas más antiguas datan de hace 32.000 años, lo que indica que posiblemente esta cueva fue usada como un refugio durante la era del hielo, y es uno de los lugares arqueológicos más antiguos de esta región.

Finalmente, se espera que las piezas de carbón sean estudiadas usando el método de datación por radiocarbono, lo que nos dará información más precisa sobre la antigüedad de la cueva como refugio humano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here