A lo largo de los años los seres humanos se han comportado realmente mal con la naturaleza y el mundo que los rodea. Sin embargo, existen algunos detalles que algunos realizan que nos reivindica como seres racionales y llenos de empatía. Es el caso de una pequeña tortuga que fue herida y decidieron ayudarla a seguir caminando construyéndole una silla de ruedas con legos que pudiese servirle de soporte.

Un triste suceso

Hace algunos meses nos cuidadores del zoológico de Meryland encontraron a una pequeña tortuga de un ejemplar bastante extraño herida. De hecho, estaba en muy mal estado debido a algunos golpes que había sufrido. Tenía fracturas y múltiples laceraciones en el caparazón, algo que le impedía caminar de forma normal. Era una criatura que estaba sufriendo en gran manera y esto conmovió a estas personas.

Una bonita iniciativa

Al verla no tuvieron el corazón para dejarla ahí, sola y moribunda, por eso decidieron llevarla a dicho zoológico, donde el veterinario encargado de cuidar a los animales de ese lugar la atendió muy diligentemente. Esta pequeña tortuga tuvo que someterse a un par de operaciones que resultaron bastante bien, por lo que tendrá la oportunidad de seguir viviendo muchos años más, algo que alegró a quiénes la rescataron.

Una silla de ruedas para la tortuga

No obstante, para que la tortuga pudiera caminar, el veterinario tuvo que llamar a un viejo amigo que es experto en realizar construcciones con Legos. Le dibujó un boceto para que pudiese realizar con mayor precisión lo que se necesitaba y, así, pudo hacer que el pequeño animalito pudiera caminar libremente por el espacio asignado que se le dio en el zoológico.

Fuente del vídeo: The Maryland Zoo in Baltimore

No todas las personas son crueles, algunas realmente quieren ayudar a los animales y hacen todo lo posible por cuidarlas o salvarlos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here